Luego de que las pruebas de laboratorio, realizadas a los alimentos que recibieron estudiantes el pasado 9 de mayo como parte del Programa de Alimentación Escolar, PAE, dieran positivo en una avena que tomaron 40 de ellos y determinaran la causa de la intoxicación masiva, la Gobernación de Santander inició el proceso sancionatorio al operador.

En medio de una audiencia sobre este caso, la secretaria de Educación departamental, Andrea Aguilar, confirmó una multa impuesta al operador Nutrimos Santander 2019 por un valor que asciende a los $103 millones.

“Esa empresa es la operadora del PAE en ese municipio y en la institución educativa Camilo Torres sede B, lugar donde ocurrió la intoxicación de los 40 estudiantes que tuvieron que ser atendidos de emergencia en el hospital, es una sanción que demuestra la rigurosidad con la que estamos vigilando el PAE para que se preste un buen servicio”, manifestó Andrea Aguilar, secretaria de Educación.Publicidad
La funcionaria también confirmó que actualmente se adelantan otros tres procesos administrativos de imposición de multas a los tres operadores del PAE en 82 municipios por hechos diferentes donde se han identificado deficiencias en la prestación del servicio.