Nota fuente de: http://www.caracter.co/

El pasado 4 de abril, la columnista de Semana, Salud Hernández denunció a varios Gobernadores del país, quienes estarían, en medio de la crisis social y económica por la amenaza del coronavirus, despilfarrando los recursos públicos.

El gobernador de Santander Mauricio Aguilar fue uno de ellos. Según Hernández, la Gobernación de Santander adjudicó un contrato por $246 millones para la impresión de 80.000 cartillas sobre el coronavirus en los medios Vanguardia y Q’hubo, del grupo económico Galvis Ramírez y Compañía SAS, contrato firmado por su representante legal Alejandro Galvis Blanco y, aumentando el diluvio informativo sobre el contagio y la prevención de la enfermedad.

A esto se le suma, otro contrato para el montaje de un call center durante 3 meses por $743 millones de pesos, donde no existe claridad sobre la capacidad técnica, ni qué tipo de inquietudes serían atendidas por los contratistas. 

Algunos opinadores locales como Laureano Tirado y Jorge Figueroa, han cuestionado estos contratos como “innecesarios e inconvenientes técnicamente”.

Según fuentes de Carácter, varios santandereanos que regresaron al país y tuvieron que realizar cuarentena, intentaron realizar llamadas telefónicas al call center contratado, para pedir información sobre pruebas de Covid-19 y nunca fueron atendidos vía telefónica.

La opinión pública se cuestiona, si es transparente que el mayor diario de circulación de la región, Vanguardia, contrate con la gobernación de los Aguilar –una actividad innecesaria- a quienes ha venido fiscalizando y criticando su gestión política e institucional. Analistas se preguntan sobre si el contrato de Vanguardia comprometería la labor periodística y si el medio estaría siendo juez y parte en esa situación.

Santander, con la más baja inversión en Colombia frente al Covid-19

Según una investigación de la Silla vacía, en la que se analizan los presupuestos por departamento para enfrentar el Covid-19, el gobernador de Santander fue de quienes asignó menos presupuesto departamental para afrontar la crisis. 

En efecto, en Santander que es la cuarta economía de Colombia, destinó solo $2.681 pesos por persona, sumando inversión en salud y ayudas sociales. En contraste, San Andrés y Providencia, que representa el 0.2 del PIB del país, fue el Departamento que más recursos destinó por ciudadano, con cerca de $128 mil pesos.

Aguilar justificó esto, diciendo que “la lógica para habilitar solo ese monto obedeció a que está pensado en no desfinanciar proyectos propios”. La pandemia del Covid-19, no solo desfinanció el presupuesto nacional, sino que obligó a reorientar de urgencia la destinación de los recursos de los planes de desarrollo locales y del país.

Estamos ante un fenómeno impredecible que obliga a tomar medidas que no están en los manuales de administración pública, como bien lo ha orientado el gobierno de Iván Duque. ¿Prioriza Aguilar los megaproyectos monumentales de turismo, antes que destinar recursos suficientes para acondicionar el precario servicio de salud y garantizar la vida de los santandereanos?.

Mauricio Aguilar ratifica al gerente del Hospital Universitario de Santander

Así mismo, el Gobernador Aguilar ratificó a Julián Niño, como gerente del Hospital Universitario de Santander (HUS) a través de sus redes sociales. Niño ha sido señalado muchas veces por presuntos actos de corrupción en la administración del HUS. Por ejemplo, en julio del 2019 la señora Yamile González Restrepo, coordinadora del grupo asistencial de prestadores de servicios de la Superintendencia Nacional de Salud, le informó al exgobernador Didier Tavera, que Niño, le exigía de forma anticipada una comisión del 15% sobre el valor de una deuda, para pagar las cuentas a los contratistas.

Según una fuente de este medio, existía una puja al interior del clan Aguilar por la continuidad de Niño como gerente del HUS, pero Mauricio Aguilar lo habría considerado por qué tiene una amistad de varios años con el gerente.

Por otra parte, Carácter recibió contundentes fotografías que muestran el deterioro adquirido por la planta física del Hospital Universitario de Santander, durante la administración de Niño.

Área de urgencias – HUS en Ruinas

En el HUS existen obras que se iniciaron desde el Gobierno de Richard Aguilar y que aún no se culminan, son casi 5 años de espera que han convertido áreas del Hospital en verdaderos elefantes blancos.

Obras sin culminar por más de 5 años en el HUS

Solo ayer, médicos, enfermeras y auxiliares adscritos a urgencias del HUS realizaron un plantón, donde reclamaron la dotación mínima de elementos de protección y seguridad para su trabajo con pacientes, que no se sabe si están infectados o no. “hay mucho desorden y caos, se trabaja con las uñas. Tocaron el límite de lo absurdo, nos acaban de dar un tapabocas inservible de trapo que utiliza cualquiera en la calle”, señaló la líder del plantón. Así mismo, llevan varios meses sin pago de sus honorarios y a pesar que desde hace 8 años están acondicionando urgencias, muchas áreas están en obra negra. Igualmente, las UCI Covid-19 no están listas aún. El gerente Niño, cuando acudió a escuchar a los protestantes dijo sin desparpajo alguno, que él no estaba enterado de las denuncias.

Plantón de profesionales de la Salud en el HUS

La relación de COHOSAN con gerentes de hospitales de Santander

Cohosan, la empresa que patrocinó un viaje de más de 50 gerentes de hospitales de Santander y funcionarios del ISABU a Puerto Vallarta, México, siendo un millonario contratista de estas entidades, firmó el pasado 22 de enero un contrato con el Hospital Universitario de Santander por $303 millones de pesos, para el suministro de medicamentos de uso especializado. 

Aunque el Gerente del HUS no viajó a México, algunos gerentes de hospitales de Santander que Mauricio Aguilar ratificó en sus cargos, lo hicieron y, varios de ellos de manera irresponsable no acataron la cuarentena preventiva, como resultado de estas acciones se registra una funcionaria contagiada con Covid-19.

En medio de la crisis generada por el coronavirus, ciudadanos manifiestan que es inaudito que el Gobernador de Santander despilfarre los dineros de la Salud que son sagrados y, que ratifique en el cargo del Hospital más importante de Santander a un gerente con señalamientos y relación con empresas cuestionadas como Cohosan.

Se espera que la denuncia emitida por este medio sea evaluada por el señor Contralor de Santander, Carlos Fernando Pérez, quien ha sido cuestionado por ser amigo del clan Aguilar y haber participado en la campaña política que llevó a Mauricio Aguilar al poder.

Redacción política / CARÁCTER