En el municipio de El Carmen de Chucurí, un adolescente de 13 años de edad asesinó accidentalmente a su hermano menor de 12 años, después de jugar con un arma de fuego que hallaron al interior de la vivienda. 

El reporte de las autoridades indicó que los hermanos sacaron la escopeta del lugar en donde el padre la mantenía guardada y empezaron a jugar con ella.

“Ellos estaban jugando y encontraron el arma, la sacaron y uno de ellos la tomó y lastimosamente se produjo el disparo en contra de su hermano menor, pero sin ninguna clase de dolo. El padre, de forma irresponsable, no dejó bien custodiada el arma de fuego”, dijo el coronel Carlos Cabrera, comandante del departamento de Policía de Santander.

“Ya estamos trabajando con Bienestar Familiar y la Comisaría para verificar el tema, que no es judicial, porque no se hace una captura, pero sí es fundamental en este caso dar recomendaciones y es no dejar armas de fuego o blancas que los chicos puedan manipular y generar este tipo de hechos lamentables”, explicó el coronel Carlos Cabrera.