En cementerios de Barrancabermeja, San Vicente de Chucurí, Lebrija y Cimitarra, Santander, también se encontrarían víctimas de ejecuciones extrajudiciales o falsos positivos, como los casos que fueron dados a conocer el pasado fin de semana en Dabeiba, Antioquia.

La información fue dada a conocer a Vanguardia por Adriana Arboleda Betancur, directora de la Corporación Libertad Jurídica Libertad y vocera del Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado.

Arboleda Betancur agregó que estos homicidios se habrían ejecutado entre 2002 y 2009.

Añadió que también habría fosas comunes en Antioquia, además del cementerio de Dabeiba. Se tiene información de restos óseos en en la vereda El Salado y tres cementerios más en Caparrusia, San José de Urama y La Balsita.

En Caldas se tiene identificadas fosas en en la vereda Pradera, en Victoria; en el resguardo Indígena de San Lorenzo, Ríosucio; en la vereda Simitarra, Norcasia, y enla vereda la Cristalina, Samaná.

Además, en el cementerio de Aguachica, Cesar; en Sucre, en el corregimiento Rincón del Mar; cementerio Central de San Onofre y en la Alemana y el Palmar, que fueron fincas donde operaron campamentos de paramilitares, al mando de alias ‘Jorge 40’.

De acuerdo con directora de la Corporación Libertad Jurídica Libertad, son sitios que coinciden con zonas donde operó el mismo Batallón que está siendo investigado y donde se han tenido denuncias de personas víctimas de desaparición forzada.

Ya se había denunciado

Estos hechos no son nuevos, recuerda Arboleda Betancur, sino que ya se habían denunciado por organizaciones de derechos humanos y de víctimas.

“Particularmente hemos hablado de más de mil casos que se han presentado en Antioquia, se han señalado casos de desapariciones forzadas, pero desafortunadamente, desde la justicia ordinaria y la Fiscalía General no ha tenido una investigación a profundidad.