Según la investigación, más de dos toneladas de carne semanales habrían sido repartidas en los colegios públicos de Bucaramanga, Sabana de Torres, Puerto Wilches, Simacota, Zapatoca, Puerto Parra, Cimitarra, San Vicente de Chucurí, Betulia y El Carmen de Chucurí.

Se siguen conociendo detalles del caso del proveedor que vendió carne de burro y caballo al Programa de Alimentación Escolar en Santander.

El mal sabor y la textura de la carne servida en los almuerzos generó desconfianza entre los padres de familia y veedores del PAE, que alertaron a los órganos de control

“Hicimos la denuncia puntualmente en el 2018, que se estaba posiblemente entregando carne de caballo en el programa alimentación escolar en Santander”, Carlos Martí, veedor ciudadano.

Según la Fiscalía, Fernando Trujillo Gómez -alias ‘el Gemelo’- compraba caballos o burros enfermos en la costa Atlántica y los trasladaba hasta Floridablanca, donde los sacrificaba para después empacar la carne en bolsas con etiquetas de reconocidas marcas. Así generaba confianza a tres operadores del PAE.

“Trujillo Gómez habría vendido al programa PAE algo más de 500 millones de pesos en carne equina, de 2.000 a 2.500 kilogramos semanales, entre los años 2018 y 2019”, señala Ángela Andrea Chacón, directora contra las violaciones a derechos humanos de la Fiscalía.

“Una muestra realizada a una de las incautaciones de la carne, que fue enviada a los laboratorios del Invima, dice que se trata de carne equina”, reportó el coronel Javier Antonio Castro, subcomandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga.

Además, las pruebas demostrarían que Trujillo daba la orden de aplicar químicos a la carne para que ablandara y tomará un color muy parecido a la carne de res.

Por los escándalos de corrupción en el PAE de Santander, cinco funcionarios y contratistas de la pasada administración departamental, incluyendo al entonces gobernador Didier Tavera, terminaron cumpliendo casa por cárcel.