6256817 (Este número es solo para compra de publicidad) sanvicentedechucuri@gmail.com

El éxito del programa ejecutado por Fundación Nauta y por A.P.C. Manantiales de Chucurí (Empresa privada) con el apoyo de la Administracion local, RARE Conservation, Fondo Patrimonio Natural y Fondo para la Acción Ambiental y la Niñez, fue incluido como parte del desarrollo de un documental que se está grabando en el país.

El Instituto Alexander von Humboldt, se encuentra en proceso de construcción del documental sobre conflictos ambientales “Diálogos con la naturaleza, construyendo puentes”, dirigido por la línea de investigación en Valoración integral de la Biodiversidad, los Servicios Eco sistémicos y el tema de postconflicto en Colombia. En razón a lo anterior, visitó durante los días 2 y 3 de septiembre de 2015, el municipio de San Vicente de Chucurí para conocer la experiencia gestionada por la Fundación Natura, con la implementación de los Acuerdos Recíprocos por el Agua – ARA.

Cabe recordar que ARA es un programa creado con el fin de implementar una estrategia que proteja las fuentes hídricas por medio de la conservación, restauración y cuidado de las zonas aledañas a las mismas, además de vincular a los habitantes de la microcuenca a través de un convenio o Acuerdo Recíproco en el cual ellos mismos se encargaran de esta labor.

De acuerdo a los investigadores, el documental que se encuentran realizando tiene como objetivo exponer: “cómo el concepto de servicios eco sistémicos es útil para entender las relaciones sociedad – ambiente, como la base del bienestar humano y cómo este concepto también lleva asociada la idea de intereses, percepciones y formas de valor diferentes, lo cual es la base de la existencia de trade-offs y conflictos ambientales que hacen parte del proceso de gestión adecuada del territorio”.

El equipo del Instituto Humboldt recorrió la microcuenca Las Cruces donde se desarrolló el proceso de los Acuerdos Recíprocos por el Agua, conocieron la experiencia de los propietarios de predios que firmaron el acuerdo, quienes recibieron los incentivos por conservación, representados en mejoramientos de sus sistemas productivos. Así mismo, tuvieron la oportunidad de conocer la empresa local que opera y administra el programa ARA, identificando los esfuerzos humanos y técnicos que se requieren para que el programa continúe y sea sostenible.

Este intercambio de experiencias contribuye a posicionar el proceso de los Acuerdos Recíprocos por el Agua en el ámbito nacional, de manera que se dé a conocer los impactos trascendentales en la gestión del territorio y el potencial para la conservación del recurso hídrico. De igual manera, para los propietarios de los predios esta es una experiencia enriquecedora para mostrar su aporte a la conservación.