6256817 (Este número es solo para compra de publicidad) sanvicentedechucuri@gmail.com

Esa combinación ordenada de diferentes sistemas productivos en un mismo terreno, es a su vez un mitigante del cambio climático.

Debido a lo anterior, Corpoica propone este sistema combinado con abarco (maderable fino y nativo), teca o caucho como sombrío de cacaos especiales.

Para los investigadores “es una oportunidad para los pequeños y medianos productores; permite un retorno económico estable a través de mínimas inversiones de capital y de mano de obra, a la vez que aporta a la recuperación de los suelos degradados y biodiversidad”. Los forestales le aportan la sombra necesaria al cacao y a su vez aumentan rendimiento del cultivo y mejoran los suelos por el aporte de materia orgánica.

Corte de madera

Una vez establecido el sistema, los investigadores de Corpoica estiman que los ingresos económicos retornan a mediano plazo, tras el aprovechamiento de la madera.

Ésta se puede beneficiar entre los 12 y 15 años de establecido el sistema en el sitio definitivo. Los árboles se plantan en surcos dobles de norte a sur, con el fin de que sean una especie de persiana para el cultivo de cacao especial, con el fin de permitir una sombra homogénea.

Aporte de Claudio Jose Gomez Luengas: “Uno de los principales investigadores fue un chuchereño, un ingeniero que toda su vida profesional la dedicó a la investigación en cacao, por eso era uno de los profesionales que más conocían sobre el tema en Colombia. El ingeniero Dennis David Angarita Millán. Q,P.D.”