Gobernacion creará comité para que haya autoridad en el embalse. Actualmente se prestan servicios informales en el cuerpo de agua.

Ante la falta de aprobación del Plan de Ordenamiento del Embalse (POE) por parte de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla), y la prestación de servicios informales de turismo en el cuerpo de agua de Hidrosogamoso, la Gobernación de Santander creará el Comité Interinstitucional del Embalse de Topocoro. Con esta figura se busca, según explicó el secretario de Planeación de Santander, Sergio Isnardo Muñoz Villarreal, regular el turismo informal y generar autoridad y gobernabilidad en el embalse.

En diciembre del 2015 la Anla recibió por parte de Isagén (propietaria del embalse) el POE para su estudio y aprobación, pero hasta ahora no hay un pronunciamiento al respecto. Y mientras Isagén entregaba el documento, en el cuerpo de agua empezaron a aparecer embarcaciones que, debido a la llegada de turistas, hoy ofrecen recorridos por el cuerpo de agua de 20 minutos a un costo de $10.000 por persona.

“Ante la situación y la demora de la Anla, el gobernador expidió el decreto que crea el comité, para que el desarrollo turístico del embalse sea organizado”, dijo Muñoz Villarreal. Agregó que dicho comité contará con la participación de autoridades nacionales, departamentales y municipales.

El Secretario de Planeación señaló que se hace necesario debido a que Isagén no tiene las herramientas y autoridad para regular de manera adecuada la situación y será el comité el que aborde la problemática.

“Cuando se instale el comité, si todavía sigue el vacío del POE, se tendrán que tomar medidas de control del turismo, de las empresas y turistas para regular, y que la prestación de este servicio se dé hasta cuando se tenga la formalidad y la tranquilidad de los usos permitidos y en qué áreas. Le pedimos al Anla celeridad en el proceso”, precisó Muñoz Villarreal.

¿Quién autorizó el turismo?

Sobre quien autorizó el ingreso de embarcaciones y los recorridos por el cuerpo de agua no hay certeza. Isagén le comunicó al Diario ADN que: “Isagén formuló el Plan de Ordenamiento del Embalse Topocoro (POE) en forma concertada con las comunidades y las autoridades del área de influencia que debe ser aprobado por la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla), por lo tanto las actividades deportivas, recreativas y turísticas están limitadas hasta tanto se apruebe el documento. Isagén no ofrece visitas turísticas al embalse, ni se hace responsable por los daños y perjuicios que se puedan ocasionar a terceros por el uso indiscriminado y no autorizado del espejo de agua. En la franja de protección ambiental está restringido el ingreso y no se permite el establecimiento de comercio, venta de productos, extracción de material, cacería, quemas ni fogatas”.

Quienes ofrecen los paseos residen en el sector de la presa, y al parecer son afectados tras la construcción del embalse.

Habría anuencia de Isagén y entes a quienes ofrecen turismo

Las comunidades alrededor del embalse están inconformes con la dinámica utilizada por Isagén para elaborar el POE, porque, comentó un residente de la zona, “convocaron a los campesinos a elaborar algo de lo que no teníamos ni idea, entonces qué pudimos aportar. Lo mejor era que la empresa diseñara el Plan para luego hacerle correcciones según las necesidades”.

Sobre el turismo, la persona dijo que no es tan cierto que sean informales, porque “la empresa (Isagén) en vez de que la gente reclame les dan contentillo y les permiten el ingreso. Les han dado contratos y la empresa y los entes han favorecido para que estén ahí, han sido permisivos, porque si los sacan, los afectados van a reclamar por el sustento diario”, finalizó la persona.

Por Luis Alfonso Cárdenas Mateus, Diario ADN