El verano característico de comienzos de año siguen haciendo daños en la región del Magdalena Medio.

A las fuertes temperaturas en Barrancabermeja y municipios aledaños, los incendios forestales y el bajo nivel del río Magdalena que amenaza con restringir la navegabilidad se suma que en Sabana de Torres el acueducto inició con las medidas de racionamiento.

Fabián Mendoza, gerente de la Empresa de Servicios Públicos de Sabana de Torres, explicó que desde enero la empresa ha trabajado para sectorizar el municipio en materia de redes de agua potable.

“Esto para poder generar el cierre y apertura de válvulas y así distribuir el agua en tres sectores en el casco urbano”, explicó el funcionario.

El servicio de agua potable se estará prestando de 5:30 a.m. a 1:00 p.m. y de 5:00 p.m. a 10:00 p.m., algunos días de la semana dependiendo del sector en el que esté ubicado el usuario.

En San Vicente

La zona rural de la Capital Cacaotera de Colombia es la primera afectada cuando arrecia el verano en Santander.

El concejal Gonzalo Corredor confirmó que para más de 2.000 familias de las veredas Albania, Pozo Nutria y Lizama el agua se debe llevar en carrotanque.
Además dijo que pese a que la comunidad no cuenta con acueducto, sí se surtía de algibes cercanos que se han ido secando por falta de lluvia.

Fuente: Sonia Luz Suárez / Vanguardia Liberal