6256817 (Este número es solo para compra de publicidad) sanvicentedechucuri@gmail.com

El gobierno de Colombia autorizó la búsqueda de los restos del sacerdote guerrillero Camilo Restrepo, quien murió en un combate con el Ejército hace 50 años, cuando recién se fundó el rebelde Ejército de Liberación Nacional (ELN).

camilo_torres_restrepo1422962067

El arzobispo de la ciudad de Cali, Darío de Jesús Monsalve, confirmó la autorización oficial después de un encuentro con el presidente Juan Manuel Santos.

La búsqueda de los restos del sacerdote Camilo Torres, quedó bajo la responsabilidad de la Fiscalía General y del Instituto de Medicina Legal, en la zona rural de Patio Cemento, en el municipio de San Vicente de Chucurí, en nororiente de Colombia, zona donde surgió en 1964 el ELN.

“Le he pedido al presidente Juan Manuel Santos que nos ayude a identificar estos restos mortales de Camilo Torres y muy amablemente él ha aceptado hacerlo con el apoyo de Medicina Legal”, declaró el sacerdote a los periodistas.

Sostuvo que tenía “confianza de poder darle cristiana sepultura. Se está siguiendo como base de investigación los documentos del general fallecido Álvaro Valencia Tovar”.

Según versiones extraoficiales, la persona que conocía el lugar donde están los restos del religioso, era el general Valencia Tovar, quien dirigió el operativo contra insurgente contra el naciente grupo rebelde.

El sacerdote Camilo Torres, encabezó en Colombia la corriente de la teología de la liberación, estudió sociología en la Universidad Nacional y en Francia, y fue amigo personal del Premio Nobel de Literatura 1982, el colombiano Gabriel García Márquez.

Para el ELN, el sacerdote Camilo Torres, es un verdadero símbolo de la lucha guerrillera en Colombia, y el gesto de Santos tendría un impacto positivo en esta organización, que avanza en diálogos exploratorios con el gobierno con miras a un acuerdo político para su desmovilización.

El ELN es la segunda organización insurgente que opera en Colombia, después de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y según los organismos de inteligencia podría tener unos tres mil hombres en armas.