6256817 (Este número es solo para compra de publicidad) sanvicentedechucuri@gmail.com

Con 21 familias comprometidas con la protección de los recursos naturales, San Vicente de Chucurí es el municipio con mayor número de núcleos campesinos vinculados al proyecto BanCo2 de la Corporación Autónoma Regional de Santander (CAS) en convenio con la empresa Isagen.

IsagenBanCo2

Para la directora de la Autoridad Ambiental, Flor María Rangel Guerrero, “este es un acuerdo de voluntades donde ellos se convierten en nuestros aliados. Nosotros les estamos pagando como reconocimiento de haber cuidado el bosque durante tantos años y para que lo sigan cuidando”.

De las 50 familias a las que Isagen paga mensualmente entre 200 mil y 600 mil pesos en Betulia, Zapatoca y San Vicente de Chucurí, el 42% de ellas son chucureñas, es por esto que la Directora de la CAS aprovechó para enviar un mensaje de agradecimiento a la comunidad y de alerta ante información falsa que se le estaría entregando a los campesinos: “Personas inescrupulosas abusan de la confianza de la comunidad para manifestar un tipo de afirmación que es falsa. En tres años, nosotros NO le vamos a decir a las familias que les vamos a quitar su tierra, eso sencillamente no cabe en la cabeza de nadie y quiero llamarlos a la reflexión para que no se dejen engañar”. Actualmente BanCo2 ha firmado dos convenios con empresas patrocinadoras del proyecto en Santander. Las dos, Isagen y Essa, son entidades que han decidido apoyar el cuidado de los ecosistemas en su área de influencia y por esto el proyecto se ha ejecutado en determinados municipios. Así las cosas, Rangel Guerrero aprovechó para desmentir que BanCo2 fuese un proyecto vinculado a la minería y aclaró que el trabajo que la Corporación ha realizado en San Vicente de Chucurí es de formalización minera, es decir “que consiste en organizar a esas personas que han hecho minería en su región desde siempre (los que sacan arena, la piedra y el carbón) para que tengan una mejor calidad de vida y que a su vez garanticen que los ecosistemas no se vean afectados”. Fuente: OFICINA DE PRENSA – CAS]]>