La reserva natural, del complejo cenagoso San Silvestre, vuelve a estar en la mira de los proyectos petroleros. Los grupos ambientalistas de la ciudad, llevan su mensaje a la comunidad con el ánimo de encontrar eco que permita proteger los recursos naturales

El grupo de Estudios Extractivos del Magdalena Medio, estudiaron documentos en conjunto con comunidad de San Vicente de Chucuri, en lo que tiene que ver con el bloque de Mares, esto a razón de una solicitud de una audiencia ambiental, por varias violaciones al plan de manejo ambiental del proyecto de Mares, que circunscribe el bloque Llanito, Lizama y Centro. En este análisis encontraron que Ecopetrol en el mes de febrero solicitó la reactivación para la evaluación del licenciamiento ambiental del proyecto denominado coyote, que en últimas le cambiaron al nombre de Marteja, la comunidad cuenta con esta documentación, de la resolución y en los oficios, que dan crédito de lo que manifiesta dicha información

Oscar Sampayo politólogo y ambientalista muestra su preocupación pues ese proyecto Coyote actualmente Marteja, Ecopetrol la destinará para sus fines mineros, “es una área perforación exploratoria donde se cree que podía usar la técnica del fracturamiento hidráulico (Fracking), en el estudio ellos manifiestan que es un área para perforar convencional y que van a llegar a 22 mil pies de profundidad, casi a 4 kilómetros, hasta llegar a la roca madre o roca generadora o donde están las lutitas, entonces ellos pueden manifestar que van a desarrollar el método convencional cuando la práctica puede ser otra”, explicó Sampayo.

Múltiples inconsistencias

Para llegar hasta las lutitas o extraer material desde roca generadora, en procesos particulares y similares se realiza bajo el método de fracking, es por ello la preocupación, sin embargo la estatal petrolera y la corporación autónoma, han hecho acciones irregulares que permiten generar desconfianza, así como sucedió con el basurero de Rediba, a lo manifestó Oscar Sampayo, “lo que conlleva que este bloque marteja se ubica en el DRMI Ciénaga San Silvestre, allí llega una seria de inconsistencias las zonificaciones vienen de un acuerdo 241 del 2013 donde se establecen tres zonificaciones una de producción, otra de conservación y una de preservación, estas zonas fueron asignadas anti técnicamente y no pueden existir porque no hay un manejo ambiental sobre el DRMI”

Riesgos ambientales muy altos

Ante los riesgos de afectación ambiental, indicó Oscar Sampayo, sería el aumento de la sismicidad, pues Barrancabermeja está cerca a la falla sísmica de Bucaramanga, la represa que también hace sismicidad inducida, sin contar la contaminación del material vegetal. El aire también será afectado ya que los proyectos donde se desarrolla la explotación no convencional emiten mucho gas metano, esto sin contar los daños al agua.

Este es un problema que afecta a las reservas naturales que existen en todo el departamento de Santander, entre esa la zona de la serranía de los Yariguies, El Páramo de Santurban y hoy el Complejo cenagoso de San Silvestre

Agua Sí

Finalmente los grupos ambientales Geam y la corporación Yareguies, celebraron en el paseo, de los estudiantes un gran plantón carnaval, “estamos impulsando por la defensa del agua de la vida y el territorio, nos vamos a sumar a los carnavales por el agua que están realizando en todo el país alrededor de 40 municipios y Barrancabermeja no puede ser la excepción, queremos llevar el mensaje a las instituciones y entidades del gobierno que no queremos minería, ni fracking y decimos agua si, petróleo no, agua si, oro no”, finalizó Oscar Sampayo.