6256817 (Este número es solo para compra de publicidad) sanvicentedechucuri@gmail.com

gal_hidrosogamo_2_0

Las comunidades alegan que tras la construcción de la represa y el día que se cerraron las compuertas para iniciar el llenado del embalse, “los peces se murieron”. Además, que actualmente existe una contaminación aguas abajo de la represa, lo que ha ocasionado una mortandad de peces y por ende la proliferación de olores que, en algunas ocasiones, ha desplazado a los habitantes porque son insoportables.

La visita del presidente de la República, Juan Manuel Santos, a la inauguración del Proyecto Hidroeléctrico Sogamoso, causó protestas por parte de los habitantes del sector La Playa, municipio de Betulia, y algunos ribereños de Sabana de Torres
El presidente de la junta de acción comunal de la vereda La Raya parte baja, del municipio de Sabana de Torres, Isaac Cacua, manifestó que “Isagén contaminó el río Sogamoso” y lo acabó.

“Hidrosogamoso ha destruido el ambiente, ha acabado con el pescado y nosotros, como ribereños, no tenemos el derecho de ir a mirar qué es lo que está pasando en esa represa, no sabemos qué es lo que se está tapando el afluente”, dijo el líder comunitario.

Cacua agregó que hay una mortandad de peces a las orillas de los ríos y los olores son nauseabundos, “situación que ha generado un desplazamiento en las personas que vivimos al lado del río. Además, nosotros, quienes vivíamos del pescado del río ya no lo hacemos porque no hay, lo están matando por la contaminación y lo mataron el día que secaron el río Sogamoso”, puntualizó el líder comunal.

El Movimiento Social en Defensa del Río Sogamoso emitió un comunicado en el que cita al Presidente de la República, la Gobernación de Santander, Isagén, Oficina de Derechos Humanos, Defensoría del Pueblo, Contraloría y Procuraduría, para que “constaten la situación de insalubridad pública e impactos que vulneran el derecho al ambiente sano, y que privan del acceso al agua pura y sustento a miles de campesinos y pescadores de la región”.

Las comunidades presentes exigen a Isagén y autoridades garantizar “nuestro derecho a la reubicación. Queremos vivir en paz, pero no bajo el puente La Paz”, finaliza el comunicado.