6256817 (Este número es solo para compra de publicidad) sanvicentedechucuri@gmail.com

Por lo menos 50 kilómetros desde Yarima hasta Campo 23 por el río Opón fueron inspeccionados por los organismos de socorro, pero no hallaron rastros de la menor. La hipótesis de que la menor de cuatro años desaparecida desde el pasado domingo en zona rural del municipio de San Vicente de Chucurí cayó al río Cascajal, en donde departía con su familia, cada vez toma menos fuerza.

De haber muerto por inmersión, su cuerpo ya tendría que haber flotado, lo que hasta el momento, pasados tres días, no ha sucedido.

“Si un cuerpo se va al agua, a las 24 horas tiene que flotar. Se mira un tema, ese río tiene mucho pescado que se llama ‘comelón’, que destroza rápidamente, y más el cuerpo de un niña. Por eso, se hizo inspección en todos los pozos, pero no se encontró absolutamente nada”, indicó el comandante del Cuerpo de Bomberos de San Vicente, Carlos Muñoz Morales.

El Comité Municipal de Gestión del Riesgo sesionaría ayer para determinar qué rumbo tomará el caso que parece apuntar a que la búsqueda cesará y la pequeña será declarada oficialmente desaparecida.

En declaraciones entregadas a un medio de comunicación radial, Luis Emilio Cuevas, secretario de Gobierno de ese municipio, dijo que no se puede descartar ninguna línea de investigación y que ya la Fiscalía recibió la denuncia.

“Se adelanta el proceso con el apoyo de la Policía. No podemos hacer juicios de valor; primero estamos atendiendo el drama humanitario. Queremos superar esto, pero no hay duda de la responsabilidad que les puede caer a los responsables de la menor”, acotó.

Frente a esto, advirtió que ya fueron entrevistados por la Fiscalía para realizar el proceso de denuncia.

La niña desapareció sin que ninguno de los adultos con los que se encontraba, incluyendo su madre, se dieran cuenta.

“Se recorrió todo el trayecto del río desde el corregimiento Yarima (San Vicente de Chucurí) hasta Campo 23 (Barrancabermeja), metro a metro, palmo a palmo, todos los pozos que tiene esta fuente hídrica, pero no se encontró ningún tipo de evidencia; ni la ropa, ni ninguna pista que permita establecer que la niña esté dentro del río”, concluyó el Secretario de Gobierno.