6256817 (Este número es solo para compra de publicidad) sanvicentedechucuri@gmail.com

Un extraño caso judicial investigan las autoridades en el departamento de Santander. Se trata de una niña de 4 años que desapareció el pasado 30 de julio de 2017, cuando se encontraba cerca al río Cascajales, del municipio de San Vicente de Chucurí.

La menor inicialmente había sido reportada como desaparecida y posiblemente fallecida por inmersión, tras caer al afluente pero luego la versión fue perdiendo validez.

“Durante más de ocho días la buscamos junto con la policía, Defensa Civil y la comunidad, y nunca apareció su cuerpo”, manifestó el líder social Raúl Jaimes.

Con el paso de los días las autoridades comenzaron a tejer una nueva hipótesis, que apuntaba a que la niña había sido raptada, por lo que las autoridades desplegaron operativos para encontrarla.

“Estamos angustiados, no sabemos nada de Emely Patricia Barajas Serpa, la Policía está trabajando para descubrir que pasó, pero ha sido difícil, la madre de la menor estaba embriagada cuando la niña desapareció”, señalo el dirigente comunal.

El día que desapareció la pequeña vestía un short de jean, una camisa color gris y zapatos deportivos blancos, informó la Policía.