6256817 (Este número es solo para compra de publicidad) sanvicentedechucuri@gmail.com

Este terreno, ubicado justo frente al Colegio Agropecuario La Fortuna, demarca uno de los límites que hay entre Barrancabermeja y San Vicente de Chucurí. Aunque los tiempos en que Barrancabermeja era solo un corregimiento de San Vicente de Chucurí quedaron atrás, la unión entre estas dos localidades colindantes parece irrompible.  

mandatarios_de_barrancabermeja_y_san_vicente_dialogan_sobre_sus_fronteras_0

La cercanía entre la Capital Cacaotera de Colombia y los terrenos de jurisdicción del corregimiento La Fortuna (Barrancabermeja) motivaron una reunión en días pasados entre los alcaldes Darío Echeverri y Omar Acevedo.

Según explicó el alcalde porteño, en la zona limítrofe de los dos municipios está ubicado el sector rural Los Acacios que, dicho sea de paso, inició hace seis años como una invasión en predios del Colegio Agropecuario La Fortuna, los cuales están en jurisdicción Chucureña.

Sin embargo, parece que este hecho ha quedado atrás y hoy Los Acacios hace parte de la vereda Pozo Nutria (San Vicente de Chucurí), pero por su cercanía con Barrancabermeja los servicios educativos, de salud y comerciales los ejercen en este último.

“En este momento Los Acacios no tiene agua y ellos están planteando que el acueducto de La Fortuna les pueda suministrar. Lo estamos revisando jurídicamente para ver si se puede hacer”, dijo el mandatario.

El otro punto en común es el servicio de salud, pues mientras el Hospital de San Vicente está a tres horas de distancia en carro, el puesto de salud de La Fortuna se encuentra a dos minutos.

“Entonces también queremos tocar ese tema a ver cómo podemos atenderlos y que la ESE le pase cuenta de cobro por esas atenciones a San Vicente”, añadió Echeverri Serrano.

Las dos Alcaldías conformaron equipos jurídicos asesores, para poder conciliar sobre este y otros temas en la zona limítrofe entre Barrancabermeja y San Vicente de Chucurí.

Fronteras invisibles

El alcalde de San Vicente de Chucurí, Omar Acevedo, reconoce que esta paradoja en la que está inmiscuido el sector Los Acacios requiere atención también en otros aspectos como la recolección de basuras.

“Queremos ver cómo podemos coordinar para atender a este centro poblado y que se recojan las basuras de manera regular y no nosotros desde aquí que nos queda mucho más distante y vamos a tener unos sobre costos”, dijo la primera autoridad de los chucureños.

Sin embargo, también destaca la importancia de legalizar el que ya es reconocido por la Alcaldía como un sector rural en límites con el corregimiento El Llanito.

“Debemos proceder para ver qué acciones podemos hacer conjuntas para legalizar ese terreno y que el gobierno preste los servicios para el beneficio de estas familias. Eso hace parte del territorio de San Vicente y hace parte del corregimiento de Pozo Nutria. Como tal nos toca atender esa situación”, indicó.

De acuerdo con Acevedo, las alcaldías de San Vicente y Barrancabermeja conformaron un equipo conjunto para que, desde el punto de vista jurídico, se definan las cuestiones limítrofes.

“Quedamos de reunirnos los equipos de gobierno de ambos municipios, con una mayor atención desde el punto de vista jurídico, con las comunidades directamente y eso va a pasar en los próximos 15 días”, acotó.