6256817 (Este número es solo para compra de publicidad) sanvicentedechucuri@gmail.com

Tras las preocupaciones manifestadas por las poblaciones de los municipios de El Carmen de Chucurí y San Vicente de Chucurí, la CAS en los últimos tres años negó una licencia solicitada, suspendió las actividades a una empresa, y estudia con lupa el otorgamiento de licencia a otra firma.

En 2014 la CAS, a través de medida preventiva, suspendió las actividades de la empresa Centromin en El Carmen de Chucurí, las cuales fueron reactivadas luego de mejoramientos de planes de manejo ambiental. En la actualidad estudia otorgar otra licencia a la empresa Colcco.

La reciente fiebre de la extracción masiva de carbón en territorios de la Serranía de los Yariguíes prendió las alarmas de las autoridades ambientales de índole regional y nacional.

Y es por eso que en la mira de la Corporación Autónoma Regional de Santander (CAS) están los proyectos de extracción de este mineral que se están desarrollando y que se quieren ejecutar en los municipios de El Carmen de Chucurí y San Vicente de Chucurí.

En los últimos tres años, la CAS negó una licencia solicitada en el municipio de San Vicente de Chucurí, suspendió en 2014 las actividades a la empresa Centromin y estudia el otorgamiento de una licencia a la firma Colcco S.A., en el municipio de El Carmen de Chucurí.

En el caso de la empresa Colcco, la semana pasada la CAS adelantó en el municipio santandereano una audiencia pública al proyecto de explotación a cielo abierto y subterráneo de carbón que se quiere adelantar en jurisdicción de esta localidad y San Vicente de Chucurí.

La empresa Colcco pretende adelantar el proyecto según el contrato de concesión minera número FLL 082, expedido por la Agencia Nacional Minera.

La directora de la CAS, Flor María Rangel, indicó a Vanguardia Liberal que pese a que la empresa Colcco prometió en la audiencia generar empleo, compensar las afectaciones ambientales, y generar desarrollo, la comunidad de El Carmen de Chucurí advirtió que tales promesas no son suficientes.

“Porque una cosa es lo que la empresa menciona en sus planes, y otra cosa será cuando inicien operaciones”, señaló.

Rangel advirtió que ahora los técnicos de la CAS evaluarán para tomar una decisión, respecto a si se otorga o se niega esta licencia.

“Luego de la audiencia la CAS tiene 120 días para otorgar, o no la licencia. Esta audiencia es un soporte más para la toma de decisión”, afirmó.

Caso Centromin

En octubre de 2014 la CAS, a través de medida preventiva, suspendió las actividades de la empresa Centromin.

La CAS advirtió que la medida fue impuesta a la empresa minera por no cumplir los aspectos y requisitos ambientales establecidos en el plan de manejo.

“La empresa Centromin venía incumpliendo en 78 actividades contempladas en el plan de manejo, y esa fue la razón que generó la decisión de suspender sus actividades de explotación minera en la zona. Luego hicieron una verificación, organizaron su plan de manejo y empezaron a ejecutar mejoramientos de las actividades que estaban incumpliendo y se pudo reabrir”, aclaró la directora de la CAS.

Flor María Rangel advirtió que Centromin espera por una visita de verificación de cumplimiento.

Antecedentes

Desde el año 2010 los pobladores de las veredas Angosturas, Los Andes, El Edén y Bajo Cascajales, del municipio de El Carmen de Chucurí, expresaron su preocupación por el supuesto impacto negativo que ha traído la explotación de carbón en la zona.

En dicha localidad se inició hace diez años la explotación de dicho mineral cuando la empresa Centro Minero de Santander S.A. (Centromin) fue autorizada por Ingeominas, a través de la resolución 0847 del 5 de septiembre de 2005. En ese entonces los mismos pobladores apoyaron el proyecto, que en la actualidad al parecer les trae más dolores de cabeza que beneficios, generando supuesto deterioro del ecosistema.