6256817 (Este número es solo para compra de publicidad) sanvicentedechucuri@gmail.com

IMG-20150118-WA0036

Ante el último derrumbe ocurrido el pasado domingo en la vía sustitutiva que construye Isagén en la vía Barrancabermeja – Bucaramanga, y que generó dificultades en la movilidad entre Bucaramanga y Barrancabermeja, se generaron una vez más reclamos y preocupaciones entre expertos y comunidad por la estabilidad del importante corredor santandereano.

Las directivas de Isagén se pronunciaron y su gerente de proyectos, María Luz Pérez, advirtió a Vanguardia Liberal que la garantía de estabilidad de la vía sustitutiva (Barrancabermeja – Bucaramanga) apenas comienza.

“Siempre que se abre una vía nueva hay por lo menos uno o dos años para que se estabilicen sus taludes, y adicionalmente la garantía de esta vía apenas comienza, entonces son cinco años de aquí en adelante que cubre la garantía ante cualquier tema relacionado con su estabilidad”, manifestó la alta ejecutiva de Isagén a esta redacción.

El director del Invías Santander, César Augusto Moreno Prada, advertía que “Isagén no ha querido realizar las obras de estabilización de los taludes, por tanto en época de invierno la vía se vuelve vulnerable y susceptible a que se presenten algunos deslizamientos, esto por ser una vía nueva”.

A lo que respondió la gerente de proyectos de Isagén que “no comparto tales apreciaciones porque Isagén ha hecho todo lo que se ha establecido en los diseños y no sé a qué se refería el funcionario”.

“Porque ellos (Invías) acaso nos han dicho falta esto, falta lo otro, sino que por el contrario todo lo que se ha hecho en los taludes es producto del diseño e incluso del compromiso de entregar una vía más estable que la que existía antes. No es que haya algo que nos haya exigido Invías y que nosotros no estemos cumpliendo”, argumentó Pérez.

Explicaciones al derrumbe

El derrumbe del pasado domingo, ocurrido en el kilómetro 28 + 500 (cercano al puente de Mata de Cacao), se generó en un talud que ya había sido tratado por Isagén con material parecido al cemento.

La gerente de proyectos de la compañía generadora no lo negó, sin embargo, afirmó que para esos puntos en particular se colocarán unos pernos de acero contra la roca, los cuales asegurarán más la roca.

“No es que este tipo de obra estuviese prevista, o que lo hubiera exigido el Instituto, y que por lo que pasó el domingo Isagén esté incumpliendo, no, esa es una medida frente a un talud que como se conformó presenta ese tipo de inestabilidad”, explicó María Luz Pérez.

La funcionaria aseguró que el derrumbe fue atendido rápidamente y ya hay paso normal por la vía.

Sustitutiva a San Vicente

La gerente de proyectos de Isagén señaló que continúa el tratamiento de algunos taludes en la vía sustitutiva a San Vicente de Chucurí (de 25 kilómetros), y que la compañía espera que tan pronto concluyan estos trabajos, solicitados al contratista, se haga la entrega, esta vez a la Gobernación de Santander.

“Se constituirá la garantía por cinco años. Se espera la entrega en el mes de marzo”, anunció.
Entrega de las obras

Según las directivas de Isagén, con la construcción del puente de Mata de Cacao se mejoran las condiciones de la vía sustitutiva Barrancabermeja – Bucaramanga de 11.5 kilómetros, en el sentido que queda más corta, para no tener que pasar por la variante.

“Este puente tendrá una longitud de 300 metros, el cual está a punto de ser terminado, y a finales del mes de enero se procederá a firmar el acta de entrega al Instituto de Vías, y de la garantía por cinco años”, aseguró la gerente de proyectos, María Luz Pérez.

Fuente: Vanguardia.com