6256817 (Este número es solo para compra de publicidad) sanvicentedechucuri@gmail.com

Debido a que tras la polémica que se desató por la conformación de la lista liberal, la diputada Rubiela Vargas inscribió a su hija por el Partido de La U para competir por la Asamblea y le está haciendo campaña, esa colectividad estaría estudiando quitarle el voto en la Duma en lo que resta de su periodo.

El Tribunal Administrativo de Santander, con ponencia del magistrado Julio Edisson Ramos, denegó, en fallo de segunda instancia, las pretensiones de una tutela que había sido instaurada por la diputada liberal, Rubiela Vargas, contra la conformación de la lista de su colectividad a la Asamblea de Santander para las elecciones del 25 de octubre.

La decisión, que además revocó el fallo de primera instancia emitido por el Juzgado Segundo Administrativo Oral, señala que con la determinación del liberalismo de ubicarla en el octavo lugar de una lista cerrada -incluso por debajo de candidatos que no tienen credencial-, no se le habrían vulnerado sus derechos políticos a la igualdad, la protección de la mujer, la dignidad, el trabajo y el debido proceso.

En esta ocasión, el administrador de justicia consideró que debido a que el Partido Liberal inscribió una lista en la que el 30% de los candidatos son mujeres, cumplió con lo determinado por la ley y no generó discriminación alguna contra Vargas.

Adicionalmente, señaló, contrario a la decisión de primera instancia, que de interferir con la organización de la lista, el órgano judicial “estaría atentando contra la autonomía de los partidos políticos” que es protegida por la ley.

Así las cosas, el Tribunal también se pronunció sobre el hecho de que el Partido Liberal ubicó a la diputada por debajo de candidatos que no tienen credencial y señaló que debido a que en los estatutos de esa colectividad no existen preferencias para quienes estén ejerciendo en una curul, no hay afectación a sus derechos.

“Recibimos con satisfacción la decisión. Este es un fallo en derecho, porque nadie entendía cómo con la decisión de primera instancia se violaba la autonomía de los partidos”, aseguró Miguel Ángel Pinto, copresidente departamental de la colectividad.

Por su parte, Rubiela Vargas indicó que no se pronunciaría porque no conoce el texto del fallo.
La disputa por la conformación de la lista, tiene su origen en una rencilla entre Vargas y Pinto que se remite a las elecciones legislativas de 2014, cuando en San Vicente del Chucurí, región de la diputada, el segundo solo obtuvo 488 votos.

Este contenido ha sido publicado originalmente de Vanguardia / Publicada por: JINETH PRIETO