6256817 (Este número es solo para compra de publicidad) sanvicentedechucuri@gmail.com

Al alza continúan productos de la canasta familiar por el intenso fenómeno de El Niño que se registra en Santander. Productos como la papa amarilla y papa pastusa registran alzas imparables.
En solo dos días un bulto de papa amarilla de 50 kilos pasó de costar $90.000 a $120.000, es decir, registró un alza del 33,33%, según el reporte diario que entrega la Central Abastos de Bucaramanga. En los supermercados este tubérculo se consigue la libra por encima de los $2.000.

El alza desmesurada en este producto, según Centroabastos, responde al descenso en su oferta desde Silos, Babega, Mutiscua y Ocaña, municipios de Norte de Santander en donde se cultiva.

Por su parte, la papa pastusa, producto común en el menú de los santandereanos, continúa al alza. Mientras hace cuatro meses hacía parte de los productos que estaban en oferta en Centroabastos, con un precio de $25.000 del bulto de 50 kilos, este martes se vende el mismo bulto a $75.000.

Otros productos también registraron alzas este martes como el limón común, con un 40%, debido a la caída en niveles de acopio desde municipios de la región como Girón, Lebrija y Rionegro.

plaza2

Cítricos como la mandarina, naranja común, naranja valencia y naranja tangelo también presentaron alzas moderadas en sus precios, afectados por declives en sus cosechas desde zonas de origen. El bulto de naranja valencia está en $56.000 (subió un 12%), y la canastilla de 25 kg de naranja tangelo se consigue a $70.0000 (subió un 7,76%).

Escasea oferta

Productos como el aguacate de San Vicente de Chucurí, no están ingresando a Centroabastos, lo que impulsa alzas en costes de otras variedades como el papelillo, hass, cimitarra y choquette, al aumentar sus demandas en el comercio mayorista.

Un bulto de aguacate de 50 kg se registra en el mercado a $220.000. También se consigue, aunque escaso, el aguacate Santo Domingo a $25.000 el bulto de 60 kg.

Asimismo, la Central de Abastos de Bucaramanga registró una reducción en volúmenes de cosecha de productos que llega desde Mutiscua (Norte de Santander), Sogamoso, Duitama y Sabana de Bogotá, lo que genera aumentos considerables en cotizaciones del apio en rama, brócoli y espinacas.

El acopio de mazorca cultivada en Ocaña (Norte de Santander) también se redujo y en solo 24 horas registró un incremento del 16,67%, pasando de $60.000 a $70.000. No obstante, otras variedades cultivadas en Girón Silos, Piedecuesta y Sabana de Bogotá se mantuvieron estables.

¿Qué bajo?

Productos como la habichuela (con una baja del 25% en su precio), con ingreso desde Cundinamarca; el tomate milano, tomate riogrande, pepino cohombro; el ingreso de frijol desde Cajamarca (Tolima), y el melón que llega desde Puerto Parra (Magdalena Medio), han incrementado su oferta.

Además, se registra una baja en el precio del mango azúcar, generada por el ingreso de producto de una menor calidad (carbureado), diferente al ingresado habitualmente, procedente desde Valledupar.