6256817 (Este número es solo para compra de publicidad) sanvicentedechucuri@gmail.com

Durante la declaratoria de San Francisco, oriente de Antioquia, como municipio libre de sospecha de minas antipersona, el Ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, aseguró que el desminado será una prioridad en el posconflicto, proceso que se demoraría una o dos generaciones, es decir más de dos décadas.

“Sólo el trabajo aquí en San Francisco se demoró 7 años para poder certificarlo libre de minas antipersona; 400 Kilómetros cuadrados, de manera que eso nos pone a pensar en serio cómo en el post conflicto va hacer una necesidad masiva, de cooperación internacional, de compromisos domésticos para poder soñar con una Colombia libre de minas en una generación o hasta dos”, manifestó el ministro Villegas Echeverri.

Aseguró que este proceso de desminado es muy difícil, pero ya el país tiene cuatro municipios libres de sospecha de minas antipersona.

El Ministro de Defensa expresó: “es muy grato poder entregar este programa, que es especialmente para los jóvenes, que los muchachos puedan ir tranquilos a la escuela, que se pueda sembrar, que los funcionarios puedan hacer sus labores, en fin, que cambie la vida de los colombianos”.

Reveló el Ministro Villegas que los siguientes municipios que serán declarados libres de sospecha de minas antipersonal son San Vicente de Chucurí y el Carmen de Bolívar en los próximos meses.

El municipio de San Francisco, oriente antioqueño, 38 de las 42 veredas fueron intervenidas, se desactivaron 313 artefactos explosivos improvisados o minas antipersona.

En el acto solemne, las autoridades y la comunidad hicieron un homenaje al soldado Wilson de Jesús Martínez, que falleció en las labores de desminado en Briceño, debido a que el militar había sido integrante de este Batallón de desminado humanitario y por ello trabajó en esas tareas en San Francisco.

Ahora el trabajo de este Batallón se trasladó a las poblaciones de Cocorná, vereda El Limón, y a Granada, en el Corregimiento de Santa Ana y las veredas El Roblal y Las Palmas, que también han sufrido la presencia de las minas y los artefactos explosivos en sus campos.