6256817 (Este número es solo para compra de publicidad) sanvicentedechucuri@gmail.com

El próximo lunes continuará la protesta pacífica que se inició el pasado 20 de abril en dos instituciones educativas de San Vicente de Chucurí, que están inconformes con el servicio de alimentación escolar.

 

Se trata del Colegio Yarima y la Concentración de Desarrollo Rural José Antonio Galán, que tienen en común la modalidad de internado para sus estudiantes.

Ana Ravelo, estudiante del Colegio Yarima, confirmó que este 24 de abril saldrán a las calles del corregimiento del mismo nombre, ubicado sobre la vía que conduce a Barrancabermeja, para protestar por los incumplimientos en el servicio de alimentación escolar.

“Todos los estudiantes nos unimos para salir con carteleras por las calles de Yarima. Queremos que se escuche nuestra petición”, dijo la estudiante.

Qué exigen

El concejal Gonzalo Corredor, quien en sus dos períodos en el cabildo municipal ha representado a las comunidades rurales de la parte baja de San Vicente de Chucurí, explicó que el contrato de almuerzos que le dan a los estudiantes lo manejaba el Municipio, pero ahora pasó a manos de la Gobernación de Santander.

“La Alcaldía en este momento no está contratando el servicio de alimentación escolar, pero ese rubro les sigue llegando por parte del Sistema General de Participaciones”, dijo el edil.

Sin embargo, el recurso es transferido a la Gobernación, ente que debe esperar a recibir este dinero del resto de municipios y realizar la contratación.

“Hasta donde el Municipio tuvo a cargo el servicio de alimentación escolar en los dos colegios se cumplió. Pero en este momento el Alcalde se puede ver inmerso en un proceso disciplinario si hace algún tipo de contratación”, acotó Corredor.

En vista de la situación, una comisión del Colegio Yarima y del CDR José Antonio Galán estuvo en la Gobernación de Santander, pero la respuesta fue que hasta principios de junio podría reactivarse el servicio de alimentación escolar.

“En esos dos colegios la situación es crítica porque son internados y es vital para los chicos recibir la alimentación. Si no se les da a ellos les toca devolverse a la casa”, añadió.

Otras necesidades

El concejal Gonzalo Corredor hizo un llamado a las autoridades competentes para que sean atendidas otras necesidades que hay en el Colegio Yarima.

“La institución necesita dotación como pupitres, sillas y, al menos, nueve aulas más. Hay varios salones en los que los estudiantes ven clases en el piso o buscar espacios como el salón parroquial”, comentó el cabildante.

La comunidad educativa también solicita más docentes pues algunos de ellos atienden dos cursos a la vez. Cerramiento e implementos deportivos son otras peticiones.