6256817 (Este número es solo para compra de publicidad) sanvicentedechucuri@gmail.com
Que ‘el mar lo cura todo’ es una frase popular que se ajusta perfectamente al viaje que realiza cada año la fundación Amor y Esperanza con niños enfermos de cáncer en Bucaramanga, quienes dejan de lado por unos días la rutina de los hospitales y se llenan de energía y vida en la playa.

Uno de ellos es el pequeño Joseph, de 5 años, oriundo de San Vicente de Chucurí, quien padece de un tumor maligno llamado Sarcoma de Ewing y es tratado en Bucaramanga desde hace ya algunos meses.

Aunque su personalidad sigue siendo rebosante de vida, su madre Luz Mary Patiño cuenta que su padecimiento comenzó desde que era un bebé de 10 meses y el tratamiento, que incluyó iniciar quimioterapia hace cinco meses, le ha disminuido su salud.

Esperanza Luna, presidenta de la Fundación Esperanza y Amor, que viene gestionando estos viajes hace once años, sostiene que “los niños en esos días reviven, se les suben las defensas y se dan un descanso de tanto sufrimiento. Es un sueño para ellos y sus mamás, que son unos verdaderos guerreros”.

Sin embargo, reconoce que no es un sueño fácil de llevar a cabo, por los costos económicos y logísticos de trasladar niños con estado de salud delicados. Por supuesto, el viaje cuenta con la asistencia de personal médico adecuado para estos pequeños.

Aún así, Luna insiste que es una misión que tiene que seguir, pues muchos pequeños seleccionados a veces no logran llegar a hacer este viaje porque la enfermedad se los puede llevar antes.

Si usted quiere hacer parte de este ‘sueño azul’, recuerde que puede donar desde 10.000 pesos a la cuenta de ahorros Bancolombia número 79278068175. También puede donar en efectivo, en la carrera 39 42-12.

La Fundación también recibe ropa y artículos de aseo, para los kit ‘ternuritas’, que están dirigidos a los niños que recién llegan a recibir su tratamiento oncológico, muchos desde puntos apartados de la geografía regional.

Fuente
JULIÁN AMOROCHO BECERRA / Vanguardia Liberal