Absueltos del delito de violencia contra servidor público e investigaciones por rebelión quedaron los hermanos Ulloa, luego de ser acusados por ocho policías de San Vicente de Chucurí.

Foto: Owen Joya/VANGUARDIA LIBERAL)

Foto: Owen Joya/VANGUARDIA LIBERAL)

A los uniformados señalados de acusar a los hermanos Ulloa ya se les abrió un proceso disciplinario. Esta semana se les estaría imputando cargos en el municipio de San Vicente de Chucurí. De este proceso compulsaron copias a la Procuraduría General de la Nación.

Luego de dos años y seis meses de acusaciones por parte de miembros de la Policía del municipio de San Vicente de Chucurí, José Fernando Ulloa y Manuel Eduardo Ulloa quedaron absueltos de los delitos de violencia contra servidor público y rebelión por parte de un juez de Barrancabermeja.

Así lo dieron a conocer en una rueda de prensa, a los medios de comunicación, organizada en la Corporación para la Defensa de los Derechos Humanos, Credhos.

Este proceso inició el 17 de junio del año 2013, cuando según las víctimas, fueron abordados por ocho policías en el parque principal del municipio e iniciaron a golpearlos brutalmente, dejando incluso secuelas en uno de los afectados.

“Los policías nos torturaron y nos golpearon, luego salieron ellos a decir que yo le había dado un golpe fuerte con la mano a una mujer policía que se encontraba ese día y que por eso me capturaban e iniciaban un proceso de investigación”, dijo José Fernando Ulloa, quien asegura que hoy se hace justicia.

Los hermanos Ulloa, de 23 años, señalaron a los medios de comunicación que ya se dio una parte del proceso y fue a favor de ellos, que además seguirán hasta el final y hasta lograr que la justicia condene a los ocho policías implicados y asimismo los altos mandos de la institución reconozcan el abuso de autoridad por el que aseguran haber pasado.

Pues con trauma craneoencefálico con secuelas intracraneal está uno de los gemelos, Manuel Ulloa, quien ahora posiblemente no podrá ejercer labores para su sustento.

Estos gemelos consideran que el falso positivo, como ellos lo llaman, se dio por afectar a su familia.

“Mi tesis sobre este proceso y lo que ha pasado desde ese 17 de junio de 2013 es que eso pasó porque mi mamá en ese entonces era sindicalista y defendía a los trabajadores de hospitales, para esa época ella hizo que saliera un proceso en contra de directivos del hospital de San Vicente, yo creo que esa fue la razón”, indicó Fernando Ulloa.

Aseguran que ahora ellos y su familia temen por su vida, dicen que han sido amenazados a raíz del proceso a favor por lo que instauraron una denuncia en la Fiscalía.