6256817 (Este número es solo para compra de publicidad) sanvicentedechucuri@gmail.com

Los motivos de la protesta

Los habitantes del casco urbano de Lebrija y las veredas que comoponen el municipio han manifestado que la principal causa de su descontento tiene que ver con la presunta instalación de dos peajes en los sectores de la Angula y la Renta, situación que, según ellos, acabaría con la economía local, pues los campesinos no podrían transportar sus mercancías por los altos costos que le significarían, y los retornos diseñados en la carretera resultan demasiado distanciados entre sí.

Además de los peajes, los habitantes afirman que existe un tema ambiental que no se ha tenido en cuenta y que estaría seriamente afectado. “Hay cuerpos de agua en las zonas de construcción y la concesión no los ha tenido en cuenta”, expresó el líder comunal Raúl Castellanos.

Por último, pero no menos importante, se encuentra la inconformidad con las garantías del empleo ofrecido a los habitantes de la zona para incluirlos en la construcción de la doble calzada. El reclamo se enfoca en la falta de garantías y estabilidad laboral con estos trabajadores, a los cuales “contratan por ocho días y luego los desvinculan sin ninguna justificación”.

Habitantes de zonas rurales y urbanas de Lebrija, Santander, denuncian que aunque están de acuerdo con la construcción de la doble calzada hacia Barrancabermeja, este proyecto requiere ajustes. Pese a que han tramitado requerimientos, no han sido escuchados. Por ese motivo marchan este lunes.

Uno de los protestantes, Raúl Castellanos, explicó a Vanguardia.com que el punto de partida de la movilización es la estación de servicios Translebrija, ubicada en la salida hacia Barrancabermeja. Su objetivo es llegar hasta las oficinas de la concesión Ruta del Cacao. “Es una protesta pacífica de todas las juntas de acción comunal, tanto del casco urbano como del campo. Esperamos la participación de al menos 600 personas”.

Castellanos aseguró que la idea no es causar traumatismo en la movilidad, por lo que se espera que no habrá cierre total en la vía. “Si no somos escuchados sí haremos un plantón de mayor magnitud. Si no nos escuchan nos veremos obligados a tomar vías de hecho, porque últimamente en Colombia esa es la única forma de que le presten atención a los campesinos”.

 

Fuente: Vanguardia Liberal