6256817 (Este número es solo para compra de publicidad) sanvicentedechucuri@gmail.com

Después de su novela sobre las violencias políticas y sociales de la segunda mitad del siglo XX (‘Rebelión de los oficios inútiles’), Daniel Ferreira brincó cincuenta años atrás para narrar la violencia política y social de los finales del siglo XIX.

‘El año del sol negro’ tiene como escenario histórico la primera parte de la guerra de los Mil Días, y como escenario geográfico el departamento de Santander, donde estalló el gran conflicto tras el pronunciamiento del liberal Juan Francisco Gómez en Bucaramanga el 15 de octubre de 1899.

Esta obra suma la cuarta de una serie de cinco novelas arropadas por el título genérico de Pentalogía de Colombia, de temáticas y personajes diferentes cada una, aunque vinculadas por un común denominador: la violencia; pero no son novelas “de la violencia” en el sentido en que clasificamos aquellos relatos específicos sobre episodios de violencia en los años cincuenta, sino en el sentido en que Marx la define como “partera de la historia”.

Los personajes ficticios de la novela se desenvuelven en un perfil psicológico que va desentrañando la realidad desencantadora de sus vidas. Bajo ese mismo perfil, soportado en las circunstancias históricas, Daniel Ferreira desvela en ‘El año del sol negro’ el alma de los protagonistas históricos, la enrevesada relación entre los jefes supremos del liberalismo, Uribe, Herrera y Vargas Santos, y la mezquindad envidiosa de uno de los altos jefes conservadores, el general Ramón González Valencia, hacia el comandante en jefe del Ejército del Norte, general Próspero Pinzón.

El autor presentó la obra en la Feria del Libro de Bucaramanga, Ulibro 2018, el pasado 28 de agosto, en la Universidad Autónoma (Unab).

EL APUNTE

‘El año del sol negro’ se inicia en una ciudad “que olía a tejados calientes” no determinada por el autor, la que sin problema se puede identificar como Bucaramanga, y en los días posteriores a la primera de las tres batallas importantes de la campaña de Santander, el asalto suicida del ejército liberal a Bucaramanga y su derrota desastrosa por las fuerzas del gobierno que defendían la capital del departamento, el 11 de noviembre de 1899. Los ficticios y los reales son personajes trágicos, pero el más trágico de todos es el pueblo que los sigue.

Redacción y Fotografía: Diario ADN